Voluntariado, una experiencia llena de beneficios

voluntariadoLectorLas matemáticas ya lo han explicado. Se puede hacer. La teoría de juegos va de eso, de elegir establecer escenarios en los que ganamos todas. Ganamos todas las personas que participamos.

En el 2015, el Observatorio del Voluntariado presentó el informe Hechos y Cifras del Voluntariado en España, en ese informe Extremadura obtenía el máximo porcentaje (un 85,4) de personas que piensan que el voluntariado es un ejercicio de ciudadanía y ayuda a construir una sociedad más justa.

La amplia gama de voluntariados que hay en nuestra región se van a ver enriquecidos con nuevas propuestas cada día, nuevas necesidades sociales o nuevas visiones por parte de grupos de personas que escuchan atentas lo que demanda nuestra sociedad. Cuando en 2011 se puso en marcha por primera vez el Voluntariado lector en Extremadura, el escritor Carlos Silveyra reflexionaba:

“Muchos sostienen que la lectura es una actividad solitaria, casi egoísta. Que leer es recluirse, apartarse del ruido mundano, arrojarse en brazos del escrito suspendiendo las conexiones con el mundo circundante. Que para conectarnos con lo escrito debemos desconectarnos de la realidad. Pues sí, hemos de sincerarnos; es cierto, algo de eso hay.

Pero hemos de recordar que también la lectura puede ser generosa, que puede ser un puente entre dos o más personas.

Estamos hablando de la lectura en voz alta, la lectura generosa que, como un presente, uno, lector, ofrece a otro u otros, oyentes. Unos oyentes que son también lectores, pero lectores a través de un mediador. Son otros ojos los que pasan por el libro y sobre todo, es otra voz, una voz que hace vibrar a ese texto.”

En el último año se ha reactivado en las cuatro ciudades con mayor población de nuestra región este voluntariado lector, con la financiación del Plan de Fomento a la Lectura de la Junta de Extremadura y ejecutado por Dianoia Soc. Cooperativa. Esta práctica que durante siglos fue habitual entre vecinos, y que después con la ansiada alfabetización del total de la sociedad parecía una práctica innecesaria, en el mundo anglosajón pronto se vio que el vínculo humano necesita de la historia compartida en voz alta, que el vínculo crece y se hace cálido cuando se alimenta de historias bien contadas que nos hacen vibrar de emoción.

Casi un centenar de personas entre Badajoz, Cáceres, Mérida y Plasencia se van a repartir entre centros de mayores y asociaciones para entregar durante una hora a la semana su capacidad de leer en voz alta a personas que por diversas razones, no pueden disfrutar de hacerlo por sí mismas. Un acto de generosidad que las honra, que las hace admirables pero que también las beneficia.

¿Aún tienes dudas sobre el voluntariado? Te cuento cinco cosas que el voluntariado hace por ti.

  1. Te hace sentir que tienes más tiempo. Una investigación dirigida por la Dra. Cassie Mogilner,  descubrió que quien practica el voluntariado, percibe que el tiempo es más elástico y se siente más eficiente al hacer la distribución de sus tareas. Algo parecido a lo que sucede con las personas que colaboran económicamente con causas justas, que tiene una percepción de su situación económica más positiva que quienes no lo hacen
  2.   El voluntariado desarrollar nuevas habilidades. Al enfrentarnos a situaciones nuevas, y a personas con las que de forma habitual no tratamos, logra que desarrollemos talentos que permanecían dormidos y eso hace que sin darnos cuenta logremos mejores trabajos. Y esta es la razón por la que desde hace unos años, las empresas han comenzado a prestar atención a esta parte de la vida de sus candidatos. si tiran de hemeroteca encontrarán artículo sobre este punto en publicaciones como The New York Times, The Wall Street Journal y Next Avenue.
  1. Es una fuente de salud. Varias investigaciones que se han venido realizando sobre longevidad, estrés o depresión, han demostrado que las personas que se implican en voluntariado son más longevas, tienen menor índice de depresión y son más capaces de relativizar los problemas del día a día.
  2. Dar amor te da amor. Esta es mi parte favorita. Claro que es la más subjetiva, aún así la London School of Economics se han dado el tiempo de hacer una estadística comparativa entre las personas que practican el voluntariado y las que no lo hacen, y el resultado es que al calificar su grado de felicidad y su sensación de ser amadas, las personas que practican un voluntariado, son las que más alto puntúan sus sensaciones en este sentido.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s