Más allá de la puerta

Es cálido, es acogedor, es un abrazo que atenaza de pura felicidad.

Como un árbol añoso.

El hogar.

Todo aquí es perfecto, la temperatura ideal, el aire con el oxígeno necesario, la comida jugosa, en su punto de dulzor. El cuerpo indolente, soñoliento, flexible y cantarín.

Y la voz fluye sin esfuerzo.

Y todo cuanto nombro se carga de sentido.

Y sin embargo… debo salir.

“Trémula de emoción. En medio del paisaje.”

Resuena entre mis cabellos, saliendo de mi cabeza, la voz que nunca he escuchado y que nunca para quieta.

Mi voz es voz de mujer, y no atiende a lealtades, sino a lo que da placer:  

Las caricias de los hijos. La marraqueta caliente. El perro que duerme al pie de mi cuerpo cuando escribo. El sol que seca la ropa. La caricia que es mirada, cargada de ternura,  cuando mi útero estalla.

Mi voz es voz.

Y es memoria.

Mi voz es futuro.

MiPuerta-agosto2018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s