“Ese silencio exigente”, nuevo libro de Carmen Ibarlucea ya en las librerías

“Para sobrellevar la angustia de este 2020 es bueno volver la vista atrás y aprender de personas que han sido capaces de mirar de frente su realidad,crear nuevos caminos, plantar cara a la dificultad e imaginar formas de vivir que nos hacen mejores y más libres”

Desde el 4 de noviembre todas las personas que lo deseen podrán encontrar librerías amigas o solicitar por internet a través del correo de la editorial (info@amargordediciones.com) , el libro de relato breve “Ese silencio exigente”.

“Ese silencio exigente” es un homenaje a tres personajes históricos que este año están de aniversario:Concepción Arenal y Carolina Coronado, que comparten año de nacimiento, el 1820, y Benito Pérez Galdós, que falleció en 1920. Esta curiosa coincidencia, así como la de que fueran las tres antitaurinas y defensoras de los Derechos Humanos, ha puesto en marcha el mundo interior de Carmen Ibarlucea, una mujer que se define como ecofeminista antiespecista, y que por ello se vuelca en el activismo de mil maneras sorprendentes, una de ellas, escribiendo.

En palabras de la autora: “Este 2020 es un año difícil de vivir, donde vamos acumulando dolor e inquietud sobre el futuro. Para sobrellevar la angustia es bueno volver la vista atrás y aprender de personas que han sido capaces de mirar de frente su realidad, y de crear nuevos caminos, de plantar cara a la dificultad, y de imaginar formas de vivir que nos hacen a todas mejores, y más libres”.

La autora reconoce que comenzó el año haciendo grandes planes para homenajear a estos tres referentes culturales e históricos que han tenido una gran influencia en su vida y en el desarrollo de su personalidad, pero que todo se vio frustrado por el confinamiento, lo que la ha llevado a reformular de otro modo su reconocimiento. Y ese modo ha sido escribiendo estos tres relatos de sus ensoñaciones.

Se trata de tres relatos muy diferentes entre sí, centrados cada uno en un aspecto distinto de la personalidad de estos tres referentes imprescindibles: El viaje de Galicia a Cantabria que emprende la niña Concepción Arenal con su madre y hermanas, al morir su padre y que la lleva a poder disfrutar de una vida sin ataduras sociales ligadas a su sexo; un diálogo en el salón de Carolina Coronado; y por último, un diario personal que es en realidad una carta de amor adolescente a Benito Pérez Galdós. “Esto es lo que nos espera al leer, cuando tengamos el tiempo suficiente para otorgarnos ese silencio exigente que requiere la lectura del relato breve”, reseña la autora de la obra.

El título de su nuevo libro, “Ese silencio exigente”surge de una reflexión de Carolina Coronado que se dolía de que en su época las mujeres no podían acceder a la cultura, ya que sus quehaceres cotidianos las alejaban de ese silencio exigente que requiere la lectura, y para el que los hombres sí tenían permiso. Aún es una realidad en la mayor parte del planeta.

El prólogo, de su amiga y compañera de activismos varios, María Jesús Barrantes, es un hermoso gesto de sororidad, tan necesaria ahora como hace 200 años. La portada,de la artista Eva Hiernaux, muestra una clara comprensión icónica de los caminos que abre su lectura.

De Carmen Ibarlucea puede reseñarse como ella misma señala que tal vez por su dislexia,entiende el mundo de una manera tan desordenada como su propia forma de aprender. Desde la adolescencia ha estado comprometida con causas diversas, y ha llevado su activismo a todas las facetas de su vida, desde lo laboral, es cuentacuentos (narradora oral), tallerista, dramaturga, poeta, guionista, actriz, presentadora, … hasta lo político y lo familiar.

Según la autora, “en realidad siempre escribo sobre lo mismo. Escribo sobre la belleza de lo pequeño, y sobre la incapacidad de las personas para comprendernos a nosotras mismas”.

Ha publicado dos libros que ella califica como herramientas: Diez cuentos del mundo que ayudan a educar(nos) y Cuentos del mundo con dios al fondo. También una biografía de Simone Weil, desde su perspectiva de amante de la tradición oral, punto en el que coinciden la filósofa y la escritora disléxica. Varios libros de literatura infantil ¡Cuéntalo tú!, El hada Encantada y Lulú y mi papá, así como el libro Frágiles biografías con el que se inició en el relato breve.

Publicado por carmenibarlucea

Narradora (por escrito y de viva voz). Me gano la vida contando cuentos de la tradición oral pero también me gusta escribir mis propias historias. Activista por los derechos de las personas y de los animales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: