Me voy a hacer un Emily Dickinson

Yo tengo un dicho … a veces, cuando no puedo más, exclamo: «¡Me voy a hacer un Emily Dickinson!» … y entonces, escribo … A veces me canso De vivir Y me da hambre Así que almuerzo. Me da sueño Que me nubla la mirada. La tristeza Me pesa, Como a todo el mundo. PorSigue leyendo «Me voy a hacer un Emily Dickinson»

37 días. Diario literario de una radioterapia

37 días. Diario literario de una radioterapia es el modelo transparente de una de las posibilidades de la autoficción, pero sobre todo de las posibilidades de la literatura: el relato de un tratamiento tan duro bajo la forma de dietario permite el efecto sanador de aquello que se vive sin entender, pero que en la conjunción de voces reales y leídas adquiere, por una vez, sentido y, sobre todo, sensibilidad. 37 días es, al tiempo, un fragmento de la vida transformada por la literatura y una invitación al diálogo, la contemplación y la gratitud.

Contar para madres

Algo de esa plenitud del descubrimiento nos unió a través de los cuentos. Algunos de tradición oral, otros cuentos de autor y uno, el más largo, un cuento-experimento que se creaba a si mismo al ser nombrado… «¿De donde vienen las madres?»

Día de la poesía y de los bosques: Un lugar, el lugar

De mi próximo libro «Ver De», mi primer libro de poemas. El lugar exacto,ni cerca, ni lejos.Un lugar azulrepleto de mares,de lagos,de ríos,del agua que es cunade múltiples formas,que sonpura vida. La electromagnéticaen su punto justopara hacer posible,milagrosamente,abundante vida. Un lugar tan belloque los cuentoscuentan que no esnatural.Inventan los cuentosfuerzas poderosasque mezclan esencias,y crean milSigue leyendo «Día de la poesía y de los bosques: Un lugar, el lugar»

Lunes feministas de marzo, empezamos el 7

Con motivo de la celebración el 8 de marzo del Día de la Mujer, la Biblioteca Pública de Cáceres «A. Rodriguez-Moñino y María Brey» propone la creación de un grupo de debate y reflexión sobre feminismo. La actividad se plantea a modo de tertulias temáticas alrededor de textos reflexivos del feminismo que nos acercan aSigue leyendo «Lunes feministas de marzo, empezamos el 7»

Contar historias

Este año celebro veinte años contando cuentos en público por dinero, es una gran responsabilidad porque todas sabemos que el lenguaje, y las historias, moldean la realidad. Y por eso, no se me ocurre mejor forma de celebrarlo que tener un propósito a futuro, un propósito que engloba hacerse preguntas, buscar respuestas y ofrecer nuevas narrativas que sean capaces de hacer posible un ser humano integrado en la naturaleza, conviviendo en paz con el resto de terrícolas. Ojalá ustedes quieran celebrar conmigo.

La importancia de la lectura comprensiva

Y aquí estoy yo, una antiespecista, teniendo que salir en defensa de un señor que come carne y que piensa que las personas tenemos derecho a usar a los animales, con moderación, eso sí. Pero es lo único sensato que me parece que se puede hacer, ante las críticas desmedidas que se han vertido hacia él desde el lado de una España que se niega a mirar de frente los problemas. Y mirá que él lo explica clarito:

“Si no actuamos, no será solo el cambio climático con el que nos enfrentaremos, será la triple crisis: la pérdida de biodiversidad, la contaminación y el cambio climático.”

Las olvidadas

ElDiario.es Y me acuerdo de Simone Weil, y de su conocida sentencia “El mal es ilimitado, pero no infinito. Sólo lo infinito limita lo ilimitado. (La gravedad y la gracia, 1947)  Ustedes van a leer esto en los primeros días de 2022, aún con la resaca de los buenos deseos y los buenos propósitos. SinSigue leyendo «Las olvidadas»