Proyectan 230 minas en Extremadura y la gente se organiza para decir ‘no’

Vengo con un discurso campesino, /Con un llanto de amor a nuestra tierra, /Un homenaje agradecido a nuestros antepasados labriegos, hortelanas y cabreros. /Vengo a suplicar el amparo de todos ustedes. /Tenemos mil razones para pedir su socorro, pero no son las razones las que impulsan nuestro mundo. /Estoy aquí con un mandato desesperanzado.

¿Una Ley de Minas inconstitucional?

Publicado en El Salto Diario Ecologistas en Acción ha presentado en Cáceres su propuesta para la modificación de la actual Ley de Minas, del año 1973. La propuesta incluye una subida de los impuestos de explotación de los recursos públicos no renovables, que debería pasar del 1% actual (el más bajo en el mundo) alSigue leyendo “¿Una Ley de Minas inconstitucional?”

Cuidar y cuidarnos

Todas queremos lo mejor para nosotras mismas y para el resto del mundo, o al menos eso decimos. Y sin embargo nos cuesta dar los pasos correctos para salvar el clima (lo que queda aún) del calentamiento global, siendo la estabilización de las temperaturas un factor clave para poder tener un futuro. Y lo que desconocemos también, es que esa lucha nos entregará un plus de justicia al acabar con un sistema que basa su éxito en el maltrato, en el día a día de una vida aterradora para muchas criaturas.

Paca Blanco: “Debo decir que nunca he tenido miedo, pero a veces he tenido que pedir protección”

Publicado en El Salto Diario Acaba de cumplir 69 años y lleva más de cuarenta comprometida con la ecología y los derechos humanos. Ha vuelto a vivir en Madrid y ahora a su compromiso antinuclear y con Ecologistas en Acción, suma también la PAH. Abandonó Extremadura a causa de la persecución de la que fueSigue leyendo “Paca Blanco: “Debo decir que nunca he tenido miedo, pero a veces he tenido que pedir protección””

12 razones para la desconexión nuclear

Una de las formas de gritar bien fuerte es gritar pidiendo el cierre de las centrales nucleares, porque no podemos decir que queremos cuidar el planeta y a la vez producir/consumir una energía que pone en peligro la biodiversidad cada segundo que pasa.

Una mirada verde a los derechos de los animales

Gracias al ecofeminismo, el movimiento ecologista está cambiando su propio paradigma, basado fundamentalmente en la racionalidad científica de comienzos del pasado siglo, que llevaba a nuestras predecesoras a mirar los ecosistemas desde fuera, como si nuestra propia realidad biológica no fuera parte integrante de la vida en el planeta. Gracias al ecofeminismo ahora somos capaces de mirar con ternura, sabedoras de que las emociones son una parte irrenunciable de nuestro ser persona.